Colombia

Por: Ángela Rodríguez

Directora Ejecutiva NIMD Colombia

Ningún mandato político había pasado por las urnas de una manera tan contundente en la historia de Colombia como la reciente Consulta Anticorrupción. Fueron más de 11 millones de votos, cantidad superior a la que eligió al actual – y a todos los presidentes de la República – que hacen visible el hastío de la ciudadanía frente a prácticas políticas inequitativas y poco transparentes como el altísimo salario que devengan los congresistas y su negativa a rendir cuentas a la ciudadanía, las habitualmente inexistentes consecuencias legales para los corruptos, la opacidad en la contratación pública y el ejercicio político vitalicio de algunos gobernantes, entre otros puntos.

A pesar de superar las expectativas en cuanto a cantidad de votantes, el número de sufragios depositados no alcanzó al requerido por la ley para hacer vinculantes los puntos de la Consulta Anticorrupción, situación que ha dejado numerosos interrogantes sobre los pasos a seguir.

Mientras para los detractores de la iniciativa, los resultados demostraron la inocuidad del mecanismo ciudadano; para quienes actuaron como abanderados de la campaña, incluyendo a congresistas de la Alianza Verde, Polo Democrático y Cambio Radical, se respiran aires de triunfo al establecer que más allá de las cifras, el ímpetu ciudadano que hace un llamado a la transformación de las prácticas políticas es difícil de ignorar.

¿Y ahora qué?

Con el preconteo de votos finalizado, el presidente de la República ratificó, como votante de la Consulta Anticorrupción, su interés en promover medidas legislativas que materialicen los cambios necesarios para mejorar las prácticas políticas, intención que ha sido visibilizada con los proyectos de ley al respecto radicados por su partido hace un par de semanas y en los que adicionó esta.

La tarea de avanzar de manera práctica en el sentido en que el pueblo lo exigió queda por un lado en el Congreso de la República, que tradicionalmente no ha sido muy receptivo a los mandatos ciudadanos agendados mediante mecanismos de participación ciudadana (como es el caso de consultas y referendos pasados). Sin embargo, vale la pena recordar que la realización de la Consulta Anticorrupción -incluyendo sus implicaciones logísticas como costos y fecha de realización- fue aprobada por representantes de la totalidad de los partidos políticos en el Congreso en la pasada legislatura.

 

Teniendo en cuenta la voluntad ciudadana expresada en las urnas, las expectativas se fijan en la posibilidad de que el Congreso conforme una bancada que trascienda los límites partidistas para tener incidencia efectiva en la lucha contra la corrupción. Desde NIMD hacemos un llamado para que esta corporación aproveche esta inigualable oportunidad para actuar con la responsabilidad política y la representatividad democrática que la ciudadanía colombiana mayoritariamente le ha concedido.

Salta a la vista entonces que los protagonistas más importantes de las tareas pendientes en pro de la transparencia son los colombianos que mediante la votación de la Consulta Anticorrupción da muestras tangibles de querer nuevas formas de ejercicio político, alejadas de las desafortunadas prácticas tradicionales. Las preguntas contenidas en la Consulta lograron movilizar a los ciudadanos más allá de sus filiaciones ideológicas e incluso le dieron la batalla al fantasma del abstencionismo electoral.

El reto siguiente es avanzar en una ciudadanía activa y empoderada de sus deberes, en la que el voto sea un punto de partida que se complemente con un acompañamiento y veeduría constante a las acciones de los electos, bajo lógicas constructivas que den paso a ejercicios de representatividad mediados por relaciones más cercanas entre ciudadanos y políticos, en que la construcción de lo público sea asumida como una responsabilidad habitual y no solo esté limitada a lo electoral.

La promoción de la transparencia, al igual que la construcción de paz, son valores intrínsecos a la democracia que se materializan en las acciones cotidianas de todos los ciudadanos. Con esta premisa en mente, desde NIMD llevamos varios años poniendo a disposición de los partidos políticos, corporaciones públicas y ciudadanía en general, herramientas que promueven prácticas transparentes para el ejercicio político incluyendo el cumplimiento de las leyes existentes, diálogos multipartidarios para definición de agendas legislativas y entrenamientos en el marco de nuestras Escuelas de Formación para la Democracia, entre otros; con  los cuales esperamos continuar aportando al fortalecimiento de la democracia en Colombia.

  • Dos municipios más serán beneficiados con las Escuelas de Formación para la Democracia. Con estos ya son ocho territorios en donde se cumple con la formación de 800 participantes en temas de participación política.
  • A la sesión de Chaparral en el Tolima, asistirá la Magister Marta Ruiz y a Montería el Mayor(r) Carlos Guillermo Ospina, ambos Representantes de la Comisión de la Verdad.

En los municipios de Chaparral en el Tolima y Montería en Córdoba, se llevará a cabo, este viernes 27 y sábado 28 de julio, la primera sesión de la Escuela de Formación para la Democracia, un espacio que otorga el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria a líderes y lideresas interesados en fortalecer sus capacidades de participación política. Las Escuelas que se desarrollan en el marco del Proyecto Acción Democrática para la Paz, financiado por la Unión Europea, tendrán una duración de seis meses con encuentros presenciales de dos días cada sesión. Los participantes se formarán en resolución de conflictos, sistema político electoral colombiano, movilización social, paz y negociación de intereses, campañas electorales, entre otros.

En el desarrollo de esta primera jornada estarán presentes la Magister Marta Ruiz Naranjo y el Mayor Carlos Ospina quienes actúan como representantes de la Comisión de la Verdad. De igual manera se realizará, en Montería, la proyección de “El Silencio de los Fusiles”, documental de la periodista Natalia Orozco.

Es de resaltar que las Escuelas de Formación para la Democracia (EFD) están dirigidas a líderes de organizaciones sociales, representantes de partidos y movimientos políticos, y lideresas de organizaciones de mujeres y jóvenes de los municipios de Valledupar en César, Fonseca en La Guajira, Granada en el Meta, San José en el Guaviare, San Vicente del Caguán en el Caquetá, Popayán en el Cauca, Chaparral en el Tolima y Montería en Córdoba. En cada uno de los módulos se contará con expertos que guiarán a los participantes de las Escuelas en el camino para fortalecer la democracia y contribuir a la construcción de una paz territorial en Colombia.

 

Contacto de Prensa:

Diana Marcela Muñoz

comunicacionescolombia@nimd.org

Participantes de la Escuela de Formación para la Democracia Participantes Chaparral – Tolima

  • Las Escuelas, donde se capacitarán más de 800 líderes y lideresas de ocho departamentos de Colombia, inician este 13 de julio en San Vicente del Caguán con el módulo “Violencia y resolución de conflictos”.
  • Como facilitadores estarán Sergio Zabaleta, Politólogo y Jet Vos, experta en ejercicios creativos, dinámicas teatrales y perspectivas metódicas.

En el municipio de San Vicente del Caguán, en el departamento del Caquetá se llevará a cabo, este 13 y 14 de julio, la primera jornada de la Escuela de Formación para la Democracia, un espacio que otorga el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria a líderes y lideresas interesados en fortalecer sus capacidades de participación política. Las Escuelas, que se desarrollan en el marco del Proyecto Acción Democrática para la Paz y que está financiado por la Unión Europea, tendrán una duración de seis meses con encuentros presenciales de dos días cada sesión. Los participantes se formarán en resolución de conflictos, sistema político electoral colombiano, movilización social, paz y negociación de intereses, campañas electorales, entre otros.

Para esta primera jornada, donde se trabajará el tema “Violencia y resolución de conflictos” se contará con el acompañamiento de los profesionales Sergio Zabaleta y Jet Vos quienes, gracias a su experiencia, podrán brindar herramientas para que los participantes se apropien de los conocimientos y puedan replicarlos en sus comunidades o grupos de trabajo.

Es de resaltar que las Escuelas de Formación para la Democracia (EFD) están dirigidas a líderes de organizaciones sociales, representantes de partidos y movimientos políticos, y lideresas de organizaciones de mujeres y jóvenes de los municipios de Valledupar en César, Fonseca en La Guajira, Granada en el Meta, San José en el Guaviare, San Vicente del Caguán en el Caquetá, Popayán en el Cauca, Chaparral en el Tolima y Montería en Córdoba. En cada uno de los módulos se contará con expertos que guiarán a los participantes de las Escuelas en el camino para fortalecer la democracia y contribuir a la construcción de una paz territorial en Colombia.

Contacto de Prensa:

Diana Marcela Muñoz

comunicacionescolombia@nimd.org

Participantes seleccionados para Escuela de Formación para la Democracia – Capítulo San Vicente del Caguán

Participantes – EFD San Vicente del Caguán, Caquetá

  • Las Escuelas, donde se capacitarán más de 800 líderes y lideresas de ocho departamentos de Colombia, inician este 13 de julio en Popayán con el módulo “Violencia y resolución de conflictos”.
  • La inauguración se realizará con la presentación de “El Silencio de los Fusiles”, una producción de la documentalista Natalia Orozco, quien acompañará la instalación del evento.

Este 13 de julio en la ciudad de Popayán, se dará inicio a las Escuelas de Formación para la Democracia (EFD), una serie de jornadas de capacitación dirigidas a fortalecer las capacidades democráticas de líderes políticos y sociales en la región. Las EFD tienen como objetivo fortalecer la cultura democrática a través del diálogo y se realizan en el marco del proyecto Acción Democrática para la Paz, financiado por la Unión Europea (UE) y ejecutado por el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD).

La instalación de esta primera jornada de capacitación se realizará con la presentación del Documental “El Silencio de los Fusiles”, un “seguimiento íntimo a algunos de los voceros de la delegación del gobierno y a líderes políticos de las FARC” en el proceso de la construcción del Acuerdo de Paz en la Habana – Cuba. La proyección, a la cual se podrá asistir de manera libre, tendrá lugar en el Parque Caldas a partir de las 6:30 pm y contará con la participación del equipo del Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria, el equipo de Cine para Sanar en cabeza de la documentalista Natalia Orozco y un experto en Resolución de conflictos, tema de la primera sesión de capacitación.

Es de resaltar que cada Escuela tendrá una duración de cinco meses y desarrollará cinco módulos en jornadas de 12 horas cada mes. Las EFD están dirigidas a líderes de organizaciones sociales, representantes de partidos y movimientos políticos, y lideresas de organizaciones de mujeres y jóvenes de los municipios de Valledupar en César, Fonseca en La Guajira, Granada en el Meta, San José en el Guaviare, San Vicente del Caguán en el Caquetá, Popayán en el Cauca, Chaparral en el Tolima y Montería en Córdoba. En cada uno de los módulos se contará con expertos que guiarán a los participantes de las Escuelas en el camino para fortalecer la democracia y contribuir a la construcción de una paz territorial en Colombia.

Contacto de Prensa:

Diana Marcela Muñoz

comunicacionescolombia@nimd.org

Participantes seleccionados para Escuela de Formación para la Democracia – Capítulo Popayán – Participantes Popayán – Cauca